Hablemos sobre los fondos de capital privado o private equity

El derecho de los consumidores de consumir alimentos y bebidas en buen estado
marzo 18, 2018
Las empresas de transporte terreste tienen el deber de seguridad con los pasajeros
abril 19, 2018

Hablemos sobre los fondos de capital privado o private equity

Con el desarrollo económico de nuestro país han aparecido figuras legales financieras nuevas como son los fondos de capital privado o Private Equity.  Pero, ¿qué es un Private Equity? y como este concepto financiero se relaciona con nuestra normativa legal. Aquí pasamos a explicar.

Un Private Equity, es un patrimonio autónomo de capital cerrado con recursos provenientes de diversas personas (los partícipes) para la inversión compartida en uno o más activos financieros o no financieros. Este patrimonio está dividido en un número de cuotas fijas que se representan en certificados de participación.

En otros mercados más de desarrollados que el nuestro la industria de Private Equity o de capital privado es el corazón de las actividades de finanzas corporativas y de fusiones y adquisiciones.

Los fondos de capital privado se dedican a la adquisición de participaciones accionarias de empresas cuyas acciones no se negocian a través de algún mecanismo centralizado. Al respecto, la literatura distingue cinco sub-tipos de fondos de capital privado, según el monto requerido de inversión y el nivel de desarrollo de la empresa receptora: capital semilla, inversionista ángel, capital de riesgo, capital de desarrollo y fondos “buyout” (compra de empresas maduras).

El Private Equity realiza la compra y venta de acciones de empresas mediante un proceso de negociación, lo que confiere una significativa diferencia con los fondos tradicionales de renta variable, los cuales compran y venden acciones cotizadas sin un proceso de negociación (compran y venden a través de los mercados bursátiles).

En la negociación para comprar una participación en una compañía, no sólo se discute el precio de compra, sino que existen otros muchos aspectos tales como la forma de pago, el tipo de acción (ordinarias, convertibles, preferentes…), opciones de compra para poder tener una participación mayoritaria (51%), y en general, multitud de cláusulas que el comprador exige que se estipulen de modo que el equipo gestor de la compañía dirija la misma de una determinada manera.

A diferencia de otras operaciones de compra y venta de empresas en las cuales la vocación del inversionista o adquirente es la de permanencia en la sociedad adquirida, en las operaciones de compra de participaciones de capital que involucran una operación de Private Equity el ciclo de vida de la inversión es circular, en la medida que la inversión efectuada retorna al mismo lugar del que se originó en un plazo determinado, siendo su vocación eminentemente temporal.

Cuando un fondo de Private Equity toma una participación en una compañía no cotizada, su objetivo es vender dicha participación con fuertes plusvalías, en este sentido es clave planificar la salida de la compañía, de hecho, se dice habitualmente que el negocio del Private Equity está en la venta.

La salida de la compañía puede ser básicamente por tres medios. El primero es sacar a la compañía a bolsa, momento en el cual el Private Equity suele deshacerse de su participación. La segunda es vender la participación a otro fondo de capital y riesgo.

Por último, es posible organizar una operación de venta; los grupos interesados en comprar la participación en la compañía pueden ser muy variados: los directivos, un grupo inversor, otra empresa del sector o un proveedor.

Deja un comentario

Translate »