¿Cómo se constituye un Family Office?

¿Cuándo la empresa comete Abuso de Posición de Dominio en el Mercado?
junio 10, 2018
El despido justificado por falta grave
junio 20, 2018

El Family Office suele ser la voluntad de la familia de gestionar el patrimonio familiar de una forma profesional, y esto, en muchos casos, sucede después de un acontecimiento determinado y concreto, como puede ser, por ejemplo, la venta total del negocio en unos casos, la reestructuración o crecimiento del negocio en otros, así como la sucesión a una nueva generación dentro de la familia.

De esta manera se consigue el objetivo de separar los asuntos personales de los intereses del negocio, potenciando la confidencialidad como criterio relevante desde el punto de vista del control y la gestión del patrimonio familiar; y por lo tanto, también de la preservación y continuidad del mismo.

A pesar de la multiplicidad de factores que intervienen en el origen del Family Office, podemos afirmar que existen ciertos pilares principales sobre los que descansa en una mayor o menor dimensión la arquitectura del Family Office, siendo ellos: la creación de riqueza, el riesgo, y el retorno del riesgo, dando ello lugar al concepto fundamental de preservación de la riqueza o patrimonio.

Independiente del enfoque familiar, posiblemente diferente en cada caso, la mayoría de los Family Office asumen gradualmente los siguientes roles:

  • Rol integrador. Coordinación centralizada de los servicios financieros o personales a lo miembros de la familia.

  • Rol de educador y mentor. Formación y training financiero de los miembros de la Familia.

  • Rol de coordinador de transiciones. Previsión y preparación para los inevitables cambios que se producen en la vida.

  • Rol de prevención de riesgos (‘Risk Management’). Protección de los activos y patrimonio familiar.

De las responsabilidades descritas también se derivan una serie de “funciones” en diferentes áreas, como son principalmente la prestación de servicios y la gestión de negocio y patrimonial (administración financiera y societaria, planificación y optimización fiscal, gestión contable, etc.).

Será pertinente propiciar antes y durante el proceso, la educación necesaria a la familia para acometer un proyecto de Family Office, pues la familia propietaria ha de entender dicho proceso y sentirse partícipe en el diseño y construcción del mismo, sin olvidar la premisa de establecer una línea convergente con el concepto de sucesión y gobierno, para que dentro de la organización familia-empresa haya una relación constante y cohesionadora entre los miembros familiares (Consejos, Comités, Acuerdos, Pactos, etc.).

A su vez, tampoco debemos olvidar que, en última instancia, la función del Family Office en la gestión a largo plazo del patrimonio será exitosa siempre y cuando tome en consideración el ámbito familiar en toda su dimensión. Es decir, que en este sentido, el Family Office también debe de actuar como un “catalizador global”, fundamentándose en los principios de cohesión y unidad y valores familiares que se hayan establecido en relación con el negocio y la continuidad de éste. Ese es el elemento que dotará de un verdadero sentido a la estructura, funciones y actividad del Family Office.

Deja un comentario

Translate »