Conociendo la Oferta Pública de Adquisición de Acciones, la llamada OPA.

La Titulización de Activos: Obteniendo recursos de financiamiento para la empresa.
junio 12, 2019
El contrato de forward: Instrumento de cobertura de riesgo.
julio 1, 2019

Desde un punto de vista estrictamente preliminar la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) puede ser definida como una técnica o procedimiento mediante el cual una persona natural, o jurídica, se compromete mediante un anuncio público a adquirir, en un determinado plazo, un porcentaje mínimo de acciones con derecho a voto de una sociedad admitida a negociación en bolsa, a cambio de dinero o valores, a un precio generalmente superior al mercado, conducente a adquirir o reforzar el control en esa sociedad.

Ahora bien, de la formulación de una Oferta Pública de Adquisición de Acciones  – OPA, se derivan tres consecuencias:

– Que la oferta tenga por finalidad la adquisición de acciones con derecho a voto, u otros valores que puedan eventualmente en un futuro otorgar ese derecho, y no de otros valores;

– Que la oferta tenga por finalidad la adquisición de un porcentaje mínimo previamente fijado por el oferente que garantizaría el objetivo de su adquisición. De ello, a su vez, se desprende que el éxito de la operación, o su concreción, se encuentra supeditada a la reacción de los destinatarios, quienes podrán vender o no sus acciones en la cantidad requerida por el oferente.

– Que la oferta incluya un precio generalmente superior al que ostentan estas acciones en el mercado, es decir, a su cotización bursátil. De esta forma, en el precio que el oferente ofrece pagar se incluye generalmente un plus denominado sobreprecio o prima de control, el mismo que está representada por el valor que el oferente está dispuesto a pagar a cambio del control que desea alcanzar o reforzar. Se le puede denominar, también, Valor de Control Societario o Valor extrabursátil de control pues se forma al margen de la cotización bursátil.

Deja un comentario