El mercado de opciones

En el derecho peruano existen diversos contratos e instituciones en que se reconocen las opciones. Es así como encontramos opciones, por ejemplo, en el, derecho minero; se regula también en la Ley de Mercado de Valores y, desde luego, en el mismo contrato de leasing.

En esta oportunidad nos referiremos al instrumento financiero llamado “Opción”. Opción es un contrato a través del cual el emisor o cedente, por una cierta suma de dinero llamada prima, da al comprador o suscriptor (persona que por intermedio de un corredor compró la opción) el derecho de exigir dentro de un plazo de tiempo determinado la adquisición o venta, por parte del cedente, de un número específico de acciones de una empresa, a un precio prefijado (precio de ejecución o de ejercicio) o aquel al cual una opción es realizable, o sea, el precio de una acción al momento de ejercer la posición. No es condición de que el precio quede totalmente determinado, siendo suficiente el fijar los criterios con que será determinado.

La naturaleza jurídica del contrato de opción puede encontrarse en la figura de la opción desde un punto de vista civil (hay quienes piensan que se trata de un contrato de compraventa bajo condición suspensiva meramente potestativa dependiente de la voluntad del acreedor, a ejercerse dentro de un plazo determinado).

Dentro de los tipos o clases de opciones tenemos las siguientes:

Opción de compra (Call Option), es aquella que da al que la posee el derecho a adquirir un número determinado de acciones de una empresa en particular; a un precio prefijado.

Opción de venta (Put Option), es aquella que da al que la posee el derecho de vender un determinado número de acciones de una empresa en particular; aún precio prefijado. Este tipo de opciones es más frecuente que el de compra.

Para que en una bolsa de valores puedan transarse opciones, es necesario generalizar algunas circunstancias como las acciones sobre las cuales podrán recaer las opciones (por ejemplo, el tipo de empresas); el número de acciones que incluya cada opción (por lo general son a fin de reducir costos de operación y otorgar mayor liquidez al instrumento);  los precios de ejercicio de cada opción (a fin de evitar diferencias de precios para un instrumento de las mismas características y condiciones); fechas de vencimiento y plazos de las opciones, etc.

Al igual que en los mercados de futuros para que una persona pueda participar en el mercado de las opciones debe dejar una garantía que asegure el cumplimiento de la obligación que contrae, garantía que, por lo general, es un depósito que corresponde a un porcentaje del monto involucrado.

Otra característica de las opciones, similar a los mercados de futuro y tratada, es la importancia que tiene la existencia de la Cámara de Compensación, que permite la separación del emisor con el suscriptor; ya que esta Cámara pasa a ser la contraparte respectiva; como asimismo, permite a los partícipes el retiro anticipado de los contratos en que se han involucrado. En definitiva, cuando un comprador ejerza su opción la compensación sorteará el emisor al que le corresponderá la opción ejercida.

Las opciones pueden ser construidas sobre la base de precios o valores que tome cualquier instrumento que tenga un mercado amplio y atomizado. Por lo tanto, ese instrumento puede ser un concepto abstracto, como el índice de precio de acciones. Por otro lado, existen las opciones sobre monedas extranjeras que son una posibilidad frente a los contratos a futuro de moneda, como mecanismo de protección frente a las alzas o bajas inesperadas del tipo de cambio.

Asimismo, debemos indicar que los partícipes del mercado de opciones son:

  • Los que buscan cubrirse de riesgos (de alzas o bajas del tipo de cambio, tasas de interés, acciones, etc)

  • Los que buscan utilidades a corto plazo (arbitrajes), al estimar la subestimación o sobreestimación de los instrumentos.

  • Los especuladores, que buscan ganancias en base a tendencias que esperan tener del mercado, por las que apuestan.

Actualmente, existen bolsas de futuros y de opciones (que operan por separado o mezclando ambos instrumentos) en muchos países desarrollados y en algunos en vías de desarrollo, entre ellos el Perú.

Con el objeto de que el mercado de opciones tenga un funcionamiento correcto y adecuado, se requiere de la presencia de un mercado accionario desarrollado que cuente con instrumentos de gran liquidez, seguro y estable, todo lo cual deberá demostrarse en la transparencia del mercado reflejada en la amplitud de la información disponible sobre él y sus agentes o partícipes.

Deja una respuesta